La confirmación del programa de Nil Solans refleja lo que sucede en la sociedad española actualmente. Por unas causas o por otras, muchos de nuestros profesionales están inciando un éxodo fuera de nuestro país que se ha incrementado en un 46% el último año (cifras oficiales, que no sólo leo noticias de rallyes) y que también, por diferentes motivos, se produce en nuestro deporte.

Los profesionales españoles se marchan del país porque no tienen expectativas aquí, porque sus empresas tienen un claro acento internacional, porque salen fuera a aprender lo que no pueden hacer aquí, porque aquí no hay trabajo decente y toca buscarlo en otros países o por motivos personales. Creo que nuestros pilotos de rallyes han empezado el éxodo un poco por todos esas causas. Sinceramente creo que la progresión que van a tener en esta temporada marcará un antes y un después en sus carreras deportivas, ojalá sea tan beneficioso para ellos como pienso.

N. Solans / M. Ibañez (Mitsubishi Lancer E.X R4) CERT 15 Lorca (foto: Nacho Rodríguez)

N. Solans / M. Ibañez (Mitsubishi Lancer E.X R4) CERT 15 Lorca (foto: Nacho Rodríguez)

Los datos, Nil Solans y Pepe López se van a correr a Francia, destino la Copa Peugeot. Paralelamente, Jose Antonio Suárez parece que se marcha al Junior ERC (aunque el programa no esté confirmado, ni siquiera esté inscrito en la próxima prueba, el Circuit of Ireland). A todos ellos les une un objetivo, conseguir los resultados necesarios para crecer deportivamente y, sobre todo, conseguir un volante oficial para la temporada 2016. Actualmente son tres destinos en los que eso es factible (Junior WRC, DDFT y Junior ERC), pero hay otros programas en el panorama europeo que también lo ofrecen, Copa Peugeot francesa, Copa Opel ADAC alemana o Reanult Clio Trophy. Pero la gran realidad es que no hay ningún camino que se pueda inicar dentro de nuestro país que promocione a un piloto hacia un nivel internacional de calidad. Ese es el gran problema para los nuestros. Nuestros pilotos con más talento tienen que salir fuera a buscarse las oportunidades y ese es un problema que no es puntual, sino endémico en nuestro país (y me atrevería a decir que en nuestro deporte y sociedad).

Las consecuencias, no se renuevan las figuras en nuestros tramos, por lo que los jóvenes no tienen en quien verse reflejados y les “echamos” de nuestro deporte. Si los jóvenes no prosperan, la afición no se renueva como debería. No se trata de echar a las figuras consagradas, todo lo contrario, son grandes referentes para los que llegan, sino en darles oportunidades de altura a los que están creciendo. De esa rivalidad entre los asentados y los que llegan se pueden beneficiar TODOS. Los propios pilotos al verse renovado el público con el consiguiente éxito mediatico, la afición al ver mejores duelos, más calidad y sobre todo un camino para que los nuestros triunfen en el extranjero y finalmente las marcas, organizadores y, en definitiva, la INDUSTRIA RALLYSTICA ESPAÑOLA, el objetivo final por el que hay que apostar.

P. López 7 B. Rozada (Peugeot 208 R2) CERT 15 Lorca (foto: Teo Martín Motorsport)

P. López 7 B. Rozada (Peugeot 208 R2) CERT 15 Lorca (foto: Teo Martín Motorsport)

Las soluciones, no pueden ser parches ni paños calientes, sino propuestas nacidas para perdurar en el tiempo y dar una estabilidad al deporte de los rallyes. De esa manera se podrán beneficiar todos los implicados. El anunciado programa Rallying for Spain me temo que se va a quedar este año en un intento fallido, otro, pero eso no será así si se sientan las bases para hacerlo bien en 2016, más vale perder un año, que tirarlo todo por la borda con un mal planteamiento. Tengo algunas ideas sobre lo que debería ser un auténtico Rallying for Spain que he planteado en este informe del que hablaré en una próxima entrada. Pero hay una segunda vía, y en esa no está implicada sólo la RFEdA y es la internacionalización de nuestros Campeonatos de España. Habría que buscar una forma de hacerlos realmente atractivos, no sólo para los nuestros, sino para que pilotos y equipos de otros países decidiesen invertir aquí. Hay que darle una vuelta tanto al CERA como al CERT, aunque éste último vaya por un camino más que adecuado incluso en el de la internacionalización, para que sean productos atractivos y atrayentes. Si vienen los buenos de otros países a medirse aquí, a los nuestros no les hará falta salir. ¿Pensais que es algo imposible? Mentira, en España tenemos ejemplos de emprendedores en el mundo del motor que han dado ese paso y han demostrado que somos muy buenos, por ejemplo en las motos, ya no sólo MotoGP con Dorna, sino el Campeonato de España, paso obligado para cualquier piloto de cualquier nacionalidad para llegar al Mundial, o las World Series, sueño de un hombre del motor que tuvieron su germen en los circuitos españoles, o las Copas Seat León de circuitos, que se celebran en varios países y con una versión continental y sin embargo no lo hace en España.

Las conclusiones, son esperanzadoras en cuanto a la cantera. Jose Antonio, Nil y Pepe puede que sean tres de los mayores jovenes talentos de nuestro deporte y esperamos que lo puedan demostrar fuera. Cada una de sus intervenciones en nuestros campeonatos dotará de un aliciente extra a los demás pilotos que compitan contra ellos y eso sólo puede hacer subir el nivel. Lo deseable es que TODOS ellos consiguieran sus objetivos, de ser así el Campeoanto de Europa de Rallyes (ERC) 2016, sería el más inportante de la historia de nuestro país, deseo que así sea y nos podamos desplazar a Letonia, Irlanda del Norte o República Checa a seguir a los nuestros, eso significaría que volvemos a pintar en el panorama internacional. Suerte a todos ellos.

Nacho Rodríguez.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
 

1 Comment

  1. Alex dice:

    Buen artículo.Hace falta emprendrer rally, lanzar propuestas a destajo y si copiamos de otros países que sea mejorándolas.

Leave a Reply to Alex