Primero fue en el Mundial cuando se “enfrentaron” dos conceptos de coche que ya se están enfrentando en España, con diferente configuración, durante toda la temporada, los R5 contra los GT, en el caso español ambos con sus peculiaridades y en el caso internacional bajo la homologación FIA para R5 y de R-GT (Rally GT).

R.Dumas / D.Giraudet (porsche 997 GT3 R-GT) Corcega ERC14 (foto: FIAERC)

R.Dumas / D.Giraudet (porsche 997 GT3 R-GT) Corcega ERC14 (foto: FIAERC)

Una semanas más tarde de ese primer enfrentamiento en el WRC Rally de Francia, tuvimos un segundo plato, el Tour de Corse del ERC. Mismas máquinas y casi mismos protagonistas, por lo menos en los primeros clasificados en R5 y en R-GT, el holandés Keving Abbring (Peugeot 208 T16 R5) y Romain Dumas (Porsche 997 GT3 4.0) así que decidí seguir la evolución de ambos conceptos y volverlos a comparar.
En cuanto al R5 de Peugeot, pocas novedades con respecto al WRC de Francia. En el bando de los Porsche, una baja de última hora, el Porsche 997 GT3 3.8 de Tuthill que tenía que ser pilotado por Delecour, y que al final no pudo ser de la partida. El vehículo de Romain Dumas seguía con las mismas particularidades. Gracias a un lector de la anterior comparativa que nos informó un poco más de las especiales características del vehículo del francés, lo que la convierte casi en una unidad prototipo de la propia Porsche que preparó sobre un vehículo de calle de tirada limitada y que no tiene mucho que ver con el resto, aunque su denominación sea Porsche 997 GT3 4.0.

En el WRC de Francia llegamos a las siguientes conclusiones:
1) Una diferencia de 0,37 seg/km a favor del Peugeot 208 T16 R5 en la media de los tramos era casi inapreciable, o incluso achacable a las diferencias entre un piloto de rally, el de Peugeot y otro de circuitos, el del Porsche.
2) En velocidad pura, la menor diferencia con el coche más rápido en un tramo, salió ganando el Porsche, sacándole al R5 la nada despreciable cifra de 0,51 seg/km.
3) Estas dos medidas nos emparejaban a ambos modelos, aunque hay que remarcar que el más parecido a nuestra realidad, la versión 3.8 del Porsche, la de Delecour, se quedaba un poco más descolgada en ambos aspectos.

Breen-FRA_1_FIAERC

En los datos que obtuvieron los mismos vehículos en el Tour de Corse del ERC hay que tener en cuenta los siguientes condicionantes:

He añadido a la comparativa a otros dos vehículos complementarios a los analizados, por un lado el Skoda Fabia S2000 de E.Lappi, que aunque tuvo que abandonar por salida de carretera en el sexto tramo, nos da la comparación con el coche ganador en el ERC 2014. Por otra parte hemos añadido uno de los vehículos mas recientes y que más van a dar que hablar en las próximas temporadas, el Renault Clio R3T, que aunque de otra categoría diferente, también puede ser comparada con la que hicimos en su día, en la que también comparamos a su gran rival, el Citroën DS3 R3T.

Las condiciones climatológicas has favorecido a los vehículos de tracción total, Peugeot y Skoda, frente a los de tracción simple, trasera en el caso del Porsche y delantera en el caso del Renault. Aunque no hubo lluvias constantes, si hubo humedades y tramos recién mojados, los que ya implica diferencias no sólo en la tracción, sino en los neumáticos elegidos.

El vehículo de referencia en cada una de las comparativas es diferente, en el WRC fue un VW Polo WRC, que marcó los mejores tiempos, bien en manos de Ogier, bien en las de Latvala, mientras que en Córcega el vehículo dominador fue un Ford Fiesta RRC, con unas prestaciones menores a un WRC, bien en manos de S. Sarrazin, bien con B.Bouffier al volante.

Los mejores registros con respecto a los ganadores de los tramos (las menores diferencias entre ellos) se produjeron en los tramos en los que la velocidad media fue más elevada, 125,6 km/h y 124,4 km/h en el WRC Francia y 110 km/h y 100.5 km/h en el caso de Córcega del ERC. Bastante menor la media en la isla mediterránea.

 

Los resultados obtenidos son los siguientes:

Comparativa1

Comparativa2

 

Conclusiones:

 

1) La diferencia en la media de los tramos, (en esta ocasión he seleccionado los cinco mejores sobre los 11 disputados) ha vuelto a ser favorable al R5, en esta ocasión por una diferencia algo mayor, 0,61 seg/km, 0,14 seg/km mayor que la d la anterior comparativa. Podría deberse al estado delicado del piso, o a que a menor velocidad media en los tramos la diferencia entre ellos es mayor. La verdad es que una diferencia que pasa del medio segundo por kilómetro, ya es algo elevada, por ejemplo, en un rally de 200 km. cronometrados, sería de 100 segundos, es decir, 1 minuto y 40 segundos, demasiado.

2) No se puede aducir que Dumas es un piloto de circuitos, puesto que en esa misma prueba venció S. Sarrazin, que disputa actualmente, al igual que Romain Dumas, el Campeonato del Mundo de Resistencia, WEC.

3) La velocidad total (la menor diferencia con el mejor tiempo de un ganador de tramo) se ha reducido, pero se ha igualado entre tres mecánicas completamente distintas, la del R5, la del S2000 y la del R-GT, lo cual es una noticia importante. Cuando las condiciones son de seco y alta velocidad, el R-GT no le tiene nada que envidiar a los dos gallitos del Campeonato.

4) En cuanto a la “batalla” entre los R3T, aún sale ganando el Citroën DS3 R3T, que aunque en en WRC de Francia tenía una mayor diferencia con los tiempos de cabeza, 3,6 seg/km para el DS y 3,04 seg/km para el Renault, hay que recordar que el vehículo que marcaba la pauta en el wrc era el Polo WRC, el mejor coche del año en los rallyes, mientras que en Córcega del ERC era un hermano menos de los coches del Mundial, un Ford Fiesta RRC. Sin embargo, la victoria es clara a favor del DS tanto en relación con el mejor de la comparativa, en ambos casos el Peugeot R5, y con el más rápido, sacando una diferencia con respecto al Renault de 1,0 seg/km y 0,30 seg/km respectivamente. ¿Se puede deber a piloto? Mejor esperar a una comparativa directa para saberlo.

Las conclusiones son menos concluyentes que en el WRC de Francia, tanto en los números como en el vehículo analizado, pero lo que queda claro es que la diferencia entre R-GT y R5 no son insalvables. Próximamente podremos saber por parte del Campeón de España de Rallyes de Asfalto, Sergio Vallejo, cuáles son las diferencias reales entre los Porsche 997 GT3 3.8 R-GT de Tuthill y el suyo puesto que probará una unidad del preparador inglés Tuthill Motorsports con vistas a participar en la Copa FIA R-GT 2015.

Vallejo / Vallejo (Porsche 997 GT3 2010)  Rally CAM RACE CERA14

Vallejo / Vallejo (Porsche 997 GT3 2010) Rally CAM RACE CERA14

Por ahora, en las últimas decisiones tomadas por el Consejo Mundial de la FIA, se le quiere dar mayor relevancia a los Gts en rallyes, puesto que los participantes en el Copa FIA de R-GT tendrán Prioridad 3 en las pruebas que formen parte del calendario, estupenda noticia para aficionados e interesados en la misma. Toca empezar a disfrutar de los GT en los rallyes internacionales en 2015.

Nacho Rodríguez.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
 

0 Comments

You can be the first one to leave a comment.

Leave a Comment