El equipo Hyundai será el próximo en unirse al “club de los R5″ al que ya pertenecen Ford, Skoda, Peugeot y Citroën. Todas ellas han seguido un mismo camino en el desarrollo de sus vehículos, han sido o bien sus departamentos de competición o bien los equipos encargados de defender sus productos los que han desarrollado el vehículo de competición. Ya a mediados de 2015 nos sorprendió un equipo sueco que se lanzó a desarrollar un R5 con intención de llevarlo a la competición, en este caso se trataba del Mitsubishi Mirage R5o lo que es lo mismo, “el R5 invisible”.

O. Pryce_Mitsubishi Mirage R5_MSA BRC16

O. Pryce_Mitsubishi Mirage R5_MSA BRC16

Ante la previsible terminación del proyecto Mitsubishi Lancer por parte de la marca, el preparador sueco Mpart/Ralliart Suecia decidió, por su cuneta y riesgo, desarrollar un nuevo modelo de competición para que Mitsubishi no saliera del primer plano de los rallyes y empezó el proyecto Mitsubishi Mirage R5. Tras unos meses de diseño y desarrollo se presentó en sociedad. Un equipo de pequeñas dimensiones y con recursos limitados había construido su propio R5. Casi inmediatamente al momento de su presentación Mitsubishi decidió mirar a otro lado y desligarse del proyecto, razón por la cual el coche, aunque tiene especificaciones de R5 no ha sido homologado por la FIA como tal. Es un R5 en concepción, pero no en los papeles, y sin los papeles es como si no existiera. Es invisible….por lo menos a nivel internacional.

El vehículo está impulsado por el motor mitsubishi 4B11 del Evolution X en su versión de 1620 cc, con una caja de cambios secuencial Sadev de 5 velocidades, diferenciales dlantero y trasero de tipo mecanico, con unas suspensiones MacPershon diseñadas especialmente para su subchasis y amortiguadores Ohlins, elementos más bien sencillos y accesibles a cualquier preparador. El turbo es el Garret de los R5 con 32mm de brida. El preprador sueco ha buscado más la sencillez, la economía y la facilidad para sus futuros propietarios que la sofisticación de sus hermanos de categoría. Sin tener cifras oficiales, esta secillez se refleja también en el precio, elemento este que se ha buscado que sea especialmente accesible, sin duda menor que el resto de compañeros de categoría, para que pueda ser viable a cualquier preparador. Si durante la última decada los Mitsubishi Lancer Evo han sido los coches preferidos por presataciones y accesibilidad por multitud de equipos, el Mitsubishi Mirage R5 nació con idéntica filosofía.

Ketomaa_Mitsubishi Mirage R5_SM Vaanuka Rally

Ketomaa_Mitsubishi Mirage R5_SM Vaanuka Rally

Aunque Mitsubishi le ha dado la espalda al proyecto, en Mpart/Ralliart siguen convencidos de las bondades del proyecto y tienen previsto fabricar por ahora 10 unidades, de las que ya tienen 5 de ellas entregadas y compitiendo. Si no están homologados, ¿dónde pueden competir? Su campo de batalla esta previsto que sean los Campeonatos menores, los nacionales, regionales y demás, justo el mismo terreno en el que los Lancer Evolution han mandado durante mucho tiempo. De hecho actualmente están participando en tres Campeonatos Nacionales, en el sueco, nacionalidad del preparador, el finlandés, donde es Jari Ketomaa uno de los encargados de su desarrollo, y en el Campeonato Británico de Rallyes, eso sí en su categoría Nacional B y sin posibilidades de optar al campeonato absoluto. Han pasado un par de pruebas donde se ha podido medir el Mitsubishi R5 a sus rivales de categoría y hemos querido ver en qué tiempos con respecto al resto esta.

Primero en el tiempo el SM VAAKUNA RALLI de Suecia. Estos son los parciales y las diferencias en segundos por kilómetro entre los dos mejores R5 y el Mitsubishi de Ketomaa. En segundo lugar el MID WALES STAGES de Gran Bretaña, donde igualmente se comparan los tiempos de los dos mejores R5 en cada especial con los dos mejores Mitsubishi, ya que en esta prueba había nada menos que 3 unidades. En ambos casos al final tenemos una media, en la que se quitan dos resultados, bien por no estar entre los primeros, bien por ser superiores a su media, de tal manera que se consigue una media compensada.

MITSUBISHIR5COMPARACION

De siempre, en casi todas las comparativas, hemos llegado a la conclusión de que una diferencia inapreciable sería la que se encuentra entre 0,0 y 0,3 segundos por kilómetro ya que puede estar debida a puesta a punto, piloto, neumáticos, etc, mientras que si esa diferencia se sitúa entre 0,31 y 0,6 segundos por kilómetros, ya empieza a haber diferencia de tiempo apreciable. Pero eso es en términos de prestaciones puras, porque en términos de resultados los resultados son aún más alentadores, ya que en la clasificación combinada del BRC el Mitsubishi Mirage R5 de Osyan Pryce hubiera obtenido una meritoria 5 plaza absoluta, habiendo más de 15 vehículos de la categoría en la salida, mientras que Jari Ketomaa llevó su unidad a una 4 posición absoluta. Prometedores resultados con los coches en las manos adecuadas, ya que los restantes estuvieron siempre lejos de las prestaciones de cabeza.

A la vista de estos datos y esperando un desarrollo a lo largo de la temporada fruto de su entrada en competición, ¿sería un vehículo apetecible para importadores de la marca, Mitsubishi, en diferentes campeonatos? ¿Habría alguna posibilidad de ver uno de estos en España? El CERT sería un Campeonato especialmente adecuado para este vehículo, con prestaciones de los más desarrollados y con aspiraciones de ser el mejor para los privados por su relación calidad/precio.

Poco a poco están ampliando su campo de acción, de hecho ya ha empezado a sonar en USA en el Campeonato Rally America en manos de Brian Bouffier y en Italia, donde parece que pronto se le empezará a ver en los distintos campeonatos nacionales ya que el pripio Jari Ketomaa ha estado desarrollando para asfatlo una unidad destinada al país transalpino.

12985545_1003941476358034_6408899968822798741_n

(foto: Facbook Brian Bouffier)

Nacho Rodríguez

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
 

0 Comments

You can be the first one to leave a comment.

Leave a Comment