Con la presentación del equipo Hyundai Motorsport para el Campeonato del Mundo de Rallyes 2016 quedan ya pocas incognitas por desvelar de cara a la alineación de pilotos de cara a la temporada entrante. Uno de los enigmas mejor guardados es el futuro de Kris Meeke, el único piloto no Volkswagen que ha sido capaz de llevarse una victoria en la temporada 2015, sin duda un activo para el WRC.

(foto: Citroën Racing)

(foto: Citroën Racing)

Según se han ido desarrollando los acontecimientos el norirlandés se estaba quedando fuera de juego. Primero el anuncio de “retirada” temporal del WRC 2016 como equipo oficial de Citroën Racing para centrarse en la vuelta con nuevo coche y expectativas para 2017. Sin haber anunciado un plan alternativo, por ejemplo un programa reducido con un equipo privado, Meeke se podría quedar con un año en blanco. En los dos principales fabricantes involucrados en el WRC, Volkswagen y Hyundai, las alineaciones están claras. Ambas formaciones mantienen sus equipos al completo, con tres coches en cada una de las pruebas del WRC 2016, y estarán pendientes del movimiento de mercado de cara a la temporada 2017. M-Sport, como nos tiene acostumbrado, se ha decantado por un par de pilotos con cartera, si bien uno de ellos ha sido cuarto en la clasificación del Mundial, y una apuesta de futuro. ¿Dónde deja todo esto a Kris Meeke?

Pues hasta hace un par de días, en mala situación, pero desde hace poco…en una situación de cierta ventaja. El dúo Makinen / Toyota se ha cruzado en los planes de Matton, director de Citroën Racing, para Meeke. Una oferta de tres años de contrato ofreciendole desarrollar el nuevo arma de Toyota para el WRC 2017 y dos años más al máximo nivel es una tentación demasiado grande. Puede que el equipo esté aún en pañales, pero cuenta con la myor corporación automovilística detrás y es un seguro de continuidad que un piloto de la edad de Meeke, 35 años, no puede dejar escapar.

Por su parte, tras poner en duda sus cualidades, Citroën se podría quedar sin piloto de presente, de futuro ya tiene en las manos de S. Lefebvre, para la crucial fase de desarrollo del nuevo coche. Esto le “obliga” a ofrecer un contrato largo a Meeke, con un programa medianamente extenso en el Mundial 2016 y poder en el dsarrollo del nuevo vehículo. Quizá esto es algo que no entraba en los planes del equipo fancés.

(foto: Citroën Racing)

(foto: Citroën Racing)

También será importante lo que opine el propio piloto. Si se decide por la oferta francesa sabe que en la próxima temporada no estará parado y podrá, al mismo tiempo que desarrollar un vehículo nuevo, seguir mostrándo su clase en seleccionadas pruebas del Campeonato del Mundo, el sitio donde hay que estar. Sin embargo ya sabe que Yves Matton es duro y que no confía en él todo lo que le gustaría como ya se ha visto en el final de la presente temporada. Por contra está la opción Toyota, que hace mucho desapareció de la pirmera plana de los rallyes y ese es un tiempo que puede costar mucho recuperar, donde el equipo es de nueva factura y en el cual aún se están construyendo las instalaciones y en el que las hojas sobre las que plasmar el diseño del futuro vehículo, a excepción del motor, están aún en blanco. Difícil decisión.

El límite llegará en muy poco, es posible que incluso al publicar estas líneas ya esté la decisión tomada. Por ahora son solo rumores, pero parace ser que Citroën, de una forma u otra, no “puede” estar ausente de la cita de Montecarlo, por lo que deberá comunicar sus pilotos antes del 18 de Diciembre, y si Meeke no está para esa fecha….puede que ya no esté. En pocos días, o incluso horas, saldremos de dudas. En cualquier caso Meeke es un patrimonio del WRC y es uno de los pilotos que debería estar. Los aficionados lo agradeceríamos.

Nacho Rodríguez.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
 

0 Comments

You can be the first one to leave a comment.

Leave a Comment