Si hay una cita a la que todo aficionado al mundo del motor debería de asisitir al menos una vez en la vida son las 24 Horas de Le Mans. Ya seas amante de los rallyes, de la Fórmula 1, de los turismos, motos o de cualquier otra especialidad del motor, la carrera por excelencia han sido, son y seguirán siendo, las 24 Horas de Le Mans. Cada vez quedan menos pruebas míticas, en los rallyes debido a factores como el económico, el social (la paulatina desaparición de carreteras “aptas”) y la pérdida de valores tradicionales, en la Fórmula 1 debido a la pujanza de la billetera de los mercados emergentes o a la multiplicación de los circuitos Tilkoñazos, y así en casi todas las especialidades del motor. Cada mes de Junio se reedita en Francia el misticismo de las carreras de coches puras, velocidad, resistencia, historia…todo ello se sigue viviendo en Le Mans.

11167795_989740664392550_4077371642873367108_n

Tuve la suerte de acudir a la prueba de resistencia en el año 2009, en el que el piloto español Marc Gené trajo a España uno de los pocos títulos que nos faltaban en el deporte del motor. Desde antes, pero con más motivo desde aquellos días, soy un fan de esta carrera. Además, desde esa edición hasta la que se disputará el próximo sábado, el interés por la misma no ha hecho sino aumentar. ¿Cual es la fórmula del éxito para que esta carrera se haya vuelto a imponer a la Federación Internacional y sea ella misma la que marca el camino en la Resistencia arrebatándole casi todo el poder a la FIA? Todas las disciplinas han sucumbido ante el poder de la FIA y, por consiguiente, han sido desnaturalizadas hasta el punto de no ser casi reconocibles ni para los fans más acérrimos.

El organizador de las 24 Horas de Le Mans es el ACO (Automovil Club LÓest), que siempre ha querido llevar su prueba por donde pensaba que la historia y la grandeza de la misma le pedía, no por donde el dinero de la FIA quería. Han pasado años malos, muy malos, pero de los que siempre han salido más reforzados. La FIA siempre atacaba el proyecto de Le Mans por el Mundial de Resitencia sin comprender que éste se sustentaba en la carrera francesa y sus aperitivos. De hecho el ACO ha apostado varios años con Le Mans fuera del Mundial (actualmente llamado WEC, World Endurance Championship), lo que llevó a la desaprición del Mundial, pero no de las 24 Horas de Le Mans.

11032226_935579709806125_5877744202962750947_n

En la actualidad la FIA ha descargado casi todo el trabajo de adecuación del reglamento técnico y deportivo en la ACO, supervisandola simplemente, una vez que ha comprendido que o van de la mano o el eslabón más débil es el WEC en solitario. De esta manera han conseguido que haya 4 fabricantes en la máxima categoría, nada menos que Audi, Toyota, Porsche y Nissan, que ya quisieran para sí otras especialidades, que aparte haya presencia oficial en las categorías inferiores, como Mazda, Chevrolet, Porsche, Ferrari, Aston Martin… Pare ello han elegido un reglamento técnico especialmente abierto, lo cual hace que cada marca escoja el camino que más se ciña a sus propósitos técnicos y comerciales, conviven en la máxima categoría motores gasolina, diesel, eléctricos de mayor o menor tamaño, tracción posterior, total e incluso delantera, distintos tipos de peso dependiendo de la opción elegida, ditintos tamaños de depósito de combustible, etc. Y lo que logran es…MAGIA !!! Todos tienen sus posibilidades ya que no es cuestión únicamente de prestaciones, sino de fiabilidad y de ritmo, es la verdadera unión hombre/máquina. Al final, las diferencias en estas últimas temporadas están siendo mínimas, viviendo ediciones con apasionantes duelos desde el primer momento hasta el último, más vertiginosos que cualquier Gran Premio de F1 o con más diversidad mecánica que cualquier prueba del WRC, en definitivo, espectáculo puro y duro.

10469471_858380720865296_4774182305042197470_n

¿Qué tiene esto que ver con los rallyes? Muy sencillo, ENVIDIA PURA Y DURA.  Una de las cosas que más le sobra a las 24 Horas de Le Mans y de las que más adolecen los rallyes en la última decada es PERSONALIDAD. Mientras que en la prueba francesa se revaloriza a cada edición, en el WRC se pierde al paso de cada año. Los rallyes no han hecho más que hacer concesiones y en todas ellas han salido perdiendo, las pruebas no pueden tener personalidad propia porque encorsetan ahora a todas en un formato semi rally sprint, y cuando hay alguien que propone algo diferente (por ejemplo los franceses en el Rally de Montecarlo o la propuesta de Tour de Corse para este año) saltan las alarmas entre los dirigentes, y lo que es más penoso aún, entre los pilotos. El reglamento técnico no deja posibilidad alguna a ver proyectos “diferentes”, hay desafío técnico, sí, pero demasiado limitado por lo que acaban saliendo coches demasiado similares por dentro y por fuera.

Por qué no dejarán sentarse a los organizadores y a los fabricantes sin intermediarios interesados (FIA) para discutir el futuro de los rallyes, ¿quizá porque podrían salir ideas demasiado bonitas y que dejaran a la FIA al margen, sin pillar cacho? Demasiado bien nos va incluso sin trabajarse en la dirección adecuada del todo. Las próxima estación será la concreción del reglamento técnico del WRC a partir del 2017, me pregunto, ¿qué harían los del ACO para mejorar lo que hay ahora mismo en el WRC?

Nacho Rodríguez

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
 

0 Comments

You can be the first one to leave a comment.

Leave a Comment