La tercera cita del Campeonato de España de Rallyes de Asfalto (CERA) nos dejó la victoria de Cristian García / Rebeca Liso (Mitsubishi Lancer Evo X N+), la tercera de la temporada. Muchos otros detalles me llamaron la atención esos días en Córdoba y me gustaría compartirlos con vosotros.

1.- Un rally y una organización que crecen cada año.

La Escudería Mezquita, organizadora del 34 Rally Sierra Morena, nos ofece cada temporada un rally que poco a poco se va superando, con mejor organización y con mejor difusión. La prueba ha calado en la provincia y es un referente. Al separarla de los fines de semana de Mayo en los que la ciudad está de fiesta perenne, se le ha dado una dimensión propia, se le ha dado identidad propia. Con esta medida se gana en repercusión, se gana en facilidad para los participantes y aficionados que se dsplazan a la ciudad y que gozan de mejor posibilidad de alojamiento y se gana en identidad, es el fin de semana del Rally Siera Morena.

Su situación en el calendario hace que sea la primera prueba peninsular tras la disputa del tour canario y la única prueba apartada del norte hasta que lleguen las citas de Alicante y Madrid a finales de año. Algunos programas de equipos empiezan precisamente en Córdoba, por lo que la novedad y los nervios aparecen en muchos participantes, recordemos que es el punto de inicio de las dos copas de promoción más importantes, la Copa Suzuki Swift y la Copa Dacia Sandero, por lo que es la primera organización del CERA con la que muchos pilotos tienen contacto por primera vez, y eso es importante. En esta edición han dado un paso hacia la internacionalización de la prueba, lo que no siempre trae beneficios. Han trabajado muy bien para que hubiera una buena representación extranjera, en este caso dos R5 que llegaban de Portugal. Les dará más repercusión y más fondos, lo que ayudará a hacer un rally aún mejor.

Y, Pérez / A. López _Ford Fiesta R5_Rally Sierra Morena_CERA 2016 (foto: Nacho Rodríguez)

Y, Pérez / A. López _Ford Fiesta R5_Rally Sierra Morena_CERA 2016 (foto: Nacho Rodríguez)

La nota negativa, la de siempre, gente maleducada y con ganas de reventar el divertimento de los demas, no llegan a la categoría de llamarles público, mucho menos aficionados, que, como en cualquier otro rally en cualquier otra parte de España, parece que han nacido para echar por tierra el trabajo de mucha gente. No hemos dado aún con le manera de expulsar a esa calaña de los rallyes…por ahora, pero es necesario buscarla para que no terminen arrastrando al deporte con sus estupideces.

2.- Tramos de magnitud

No es habitual en nuestras pruebas encontrarnos con tramos de esta magnitud, todos ellos pasando los 23 kilómetros de distancia. Especiales que en otras pruebas estarían llamadas a definir el rally, en el Rally Sierra Morena han sido la tónica habitual. Unas especiales con esta longitud es un lujo que no todas las organizaciones se pueden permitir, y en este caso fueron cuatro distintas. Esto le ha dado una personalidad a este Sierra Morena que puede ser un buen camino para ediciones posteriores puesto que terreno para hacer más tramos tienen.

3.- Villaviciosa de noche / Villaviciosa de día.

El tramo de Villaviciosa pudo marcar demasiado la prueba andaluza. Con una distancia de 23,19 kms. era la primera especial en disputarse. Dos factores se unieron para que pudiese decidir demasiadas cosas, por un lado que a la hora de la salida del primer participante, las 07:26, aún era noche casi cerrada, hándicap que no tendrían los equipos que salieron veinte minutos más tarde para los cuales ya era de día. Por otro lado, al ser una prueba internacional, primero salen los vehículos con homologación FIA y detrás de ellos, los de homologaciones nacionales. Así los primeros salieron con la especial casi nocturna y con la necesidad de utilizar todos los focos, R5, R3 Grupo N y R2 salieron en esta ocasión muy perjudicados.

Basta ver la mejora de los primeros coches en la salida en comparación con la segunda pasada con todos en las mismas condiciones, lo podemos ver en esta tabla:

_02

Sin duda alguna los primeros en salir sufrieron sobremanera la luz del tramo en esas horas, mientras que el resto prácticamente ha mantenido las distancias con el mejor tiempo de C. García en ambas pasadas, la diferencia de los vehículos R5 , que salían primero, ha sido impresionante, rebajando en la segunda pasada un mínimo de 25 segundos, más de un segundo por kilómetro de diferencia. ¿Marcó este hecho el rally? Puede que sí, o por lo menos la disputa por la victoria hubiera estado muchísimo más cerca, C. García en el acumlado de las dos pasadas le sacó a Y. Pérez , segundo clasificado final, nada menos que 32.9 segundos (26 sólo en la primera), teniendo en cuenta que la distancia final entre ambos fue de 36.1 seg….podemos hacer muchas conjeturas.

4.- Un lujo con 4 vehículos R5 en la salida

Que en los parques cerrados del CERA empecemos a contar con vehículos de la clase R5, en esta ocasión fueron cuatro, nos acerca a Europa y le da entidad a las pruebas. Dos Ford Fiesta R5 y dos Citroën DS3 R5 eran esta vez de la partida., dos nacionales y dos portugueses. Lástima que en un primer tramo nada favorable a los mnismos quedase (como he explicado en el punto anterior) gran parte de la suerte echada.

S. Vallejo / D. Vallejo _Citroën DS3 R5_Rally Sierra Morena_CERA 2'16 (foto: Nacho Rodríguez)

S. Vallejo / D. Vallejo _Citroën DS3 R5_Rally Sierra Morena_CERA 2016 (foto: Nacho Rodríguez)

Está claro que ahora mismo Y. Pérez tiene más experiencia con esta montura y bastante camino andado él y su equipo, RMC Motorsport. El ex-campeón S. Vallejo aún tiene mucho trabajo por delante, aparte de evoluciones por llegar que, estoy seguro, le llevarán a luchar por la cabeza tarde o temporano. Está claro que llevarlos al límite es complicado, pero una vez que se alcanza, es ir muy rápido con ellos, esperemos que en las pruebas del norte den un paso hacia adelante.

Los R5 son el futuro, son nuestro nexo de unión con el ámbito internacional y deberán ser el top de preparación para nuestro CERA si queremos tener una escalera adecuada para que nuestros deportistas puedan pensar en una progresión a nivel interncional.

5.- Opel pone las cosas en su sitio

Espectacular el ritmo impuesto por los pilotos del Opel Motorsport Team Spain, E. Vallín y A. Paniceres con los Adam R2, llegando a inquietar seriamente a vehículos de categoría supèrior. La pelea entre los R2 es al adécima y esa lucha les lleva a cotas reservadas a otras clases como los R3 o los S1600, disputandoles de tú a tú el liderazgo entre los Dos Ruedas Motrices.

(foto: Opel Motrosport Team Spain)

(foto: Opel Motrosport Team Spain)

El tour canario no fue beneficioso en exceso para los intereses del equipo Opel, mientras que en el apartado Junior se afianzaba el dominio de A. Paniceres, en el conjunto de los R2 fueron batidos en ambas citas por Ford y Peugeot respectivamente. Una vez ha desembarcado el CERA en la península parece que han puesto las cosas en su sitio y vuelven a ser la referencia en la categoría. Es un lujo contar con un equipo como el Opel Motorsport Team Spain en la categoría, aunque no estaría de más que empezasen a estudiar alternativas de crecimiento como les sugerimos en un artículo anterior.

6.- El lujo de las Copas Monomarca, Suzuki, Renault y Dacia dan vida al CERA

La Copa Suzuki Swift es la más veterana de las que se disputan en el CERA. El nivel tanto del vehículo como de los pilotos que la integran es excepcional. Otra muestra de la preparación que se alcanza en la misma es las grandes actuaciones que nos está dando el dos veces campeón de la Copa, A. Díaz, que tras un breve periodo de adptación está en los tiempos de los coches superiores una vez que le han dado la oprtunidad. Sin duda es una fabrica de pilotos. Por ahora, en la primera cita el equipo E. LLarena / S. Fernández se han alzado con la victoria, pero habrá más alternativas a lo largo del año.

E. LLarena / S. Fernández _Suzuki Swift Sport_Rally Sierra Morena_CERA 2016 (foto: Suzuki Sport Press)

E. LLarena / S. Fernández _Suzuki Swift Sport_Rally Sierra Morena_CERA 2016 (foto: Suzuki Sport Press)

La Copa Dacia se va asentando, le ha costado, pero gracias a los esfuerzos del responable de Renault Sport, está empezando a ocupar el lugar que se buscaba dsde un principio. Sin duda alguna es la mejor puerta de acceso al CERA para todo aquel que no tiene experincia en un Campeonato de España completo. Costes mínimos, prestaciones limitadas y mucho que poner de parte del piloto, hacen que en las cunetas empiecen a tener el respeto que al principio se les negaba. El primer ganador del año ha sido A. Filip que por primera vez tendrá que defender su liderato en la primera excursión al extranjero de la Copa Dacia, ya que su próxima cita será en Portugal en el Rally Castelo Branco. Un paso más para confirmar la apuesta de Renault / Dacia por esta copa.

Nacho Rodríguez

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
 

1 Comment

  1. Alejandro dice:

    Fantástico trabajo.

Leave a Comment