En su búsqueda de nuevos retos y nuevos escenarios el Mundial de Rallyes aterrizó en México hace ya 11 años. Un bello y gran país que cedía sus caminos a los pilotos del WRC. La zona elegida era León y Guanajuato, lejos de los circuitos turísticos oficiales, pero de una belleza impresionante. La ocasión merecía la pena y los rallyactivos emprendimos viaje a norteamérica para disfrutar de nuestro deporte. Era la primera edición del Rally de México.

Foto; Solberg / Mills WRC MEX04 (Nacho Rodríguez)

Foto; Solberg / Mills WRC MEX04 (Nacho Rodríguez)

Aún hoy nos pasa, y llevamos muchos, que cada vez que nos desplazamos a un rally del Mundial tenemos esa sensación de acudir a un espectáculo único, pero hace 10 años y cambiando de continente, era una de las mejores aventuras que nos podía plantear el Mundial de Rallyes. ¿Existiría esa pasión que nosotros teníamos por los rallyes en México, país del que automovilísticamente poco conocíamos? Cada vez que llega esta cita al calendario del WRC no pudo dejar de pensar en aquellos días en Guanajuato en los que se mezclaron lágrimas e ilusión a partes iguales.

El próximo día 11 de Marzo se cumplirán 10 años del mega atentado que sufrió Madrid, y que vivió toda España, en la que cientos de ciudadanos perdieron sus vidas por el simple hecho de levantarse temprano una mañana para ir a trabajar. Los Rallyactivos somos madrileños y justo en ese momento estabamos fuera del sitio donde posiblemente más se nos necesitaba. Nos enteramos por casualidad al cambiar de avión nada más llegar al Distrito Federal y dirijirnos a León. Todavía en shock llegamos a instalarnos en el hotel que habíamos reservado y es cuando nos dimos cuenta de la dimensión del hecho. Dos hombre hechos y derechos llorando en una habitación de hotel a miles de kilómetros de los nuestros no era la mejor manera de empezar la aventura.

Los días tuvieron dos caras bien diferentes, la emoción por el rally de día y la desolación por la noche al llegar a nuestra habitación y hacer recuento de lo que pasaba en nuestra ciudad, en nuestro país. Aún así nos quedaron muchas cosas grabadas de las que tendremos recuerdos para siempre.

Foto: Sainz / Martí WRC MEX04 (Nacho Rodríguez)

Foto: Sainz / Martí WRC MEX04 (Nacho Rodríguez)

Recuerdos de un aficionado mexicano que se desplazó en autobús desde Acapulco, donde vivía, hasta León con la intención de asistir a un evento histórico para él. Coincidimos en el parque cerrado y nos contó su historia y a partir de ese momento nos hicimos compañeros de viaje, le adoptamos como un rallyactivo más y los tres juntos nos desplazamos a ver las diferentes especiales.

Recuerdos de la sensación agridulce que tenían los pilotos españoles por los hechos acaecidos en España. Eran muchos los españoles presentes, estaban Carlos Sainz / Marc Martí con el Xsara WRC, en la categoría de Producción dominaba por entonces Dani Solá / X. Amigo, pero también estaban Xevi Pons / O. Juliá, Ferrán Font / Amblás,  Alex Villanueva / Pujol e incluso Sergio López-Fombona / Pujol, todos ellos con Mitsubishi Lancer, que por entonces eran Evo VI y VII.

Foto: (Nacho Rodríguez)

Foto: (Nacho Rodríguez)

Recuerdos de una ciudad distinta como Guanajuato. La ciudad en sí, y la parte antigua en particular, es el mejor escenario que ha podido encontrar el WRC en la última década. No sólo son sus calles subterráneas y sus murales, sino que su gente es parte del escenario, y para el que haya estado allí, también sus olores y sus sabores. Si vais por México y tenéis la oportunidad, no dejéis de visitarla.

Recuerdos también de coincidir y charlar con el que es aún a día de hoy, uno de nuestros ídolos, el fotógrafo Miquel Liso, que ya en aquellos años tenía una visión especial y particular del deporte del motor, la fotografía ya era arte cuando era de Miquel Liso. LLegamos a acuñar un estilo de fotografía “Liso style”. Coíncidimos con él justo en el lugar donde tuvo que abandonar otro de los míticos, Gigi Galli (Mitsubishi Lancer WRC), que apareció por allí para arrancar una rueda.

Recuerdos de un picnic improvisado con los padres y familia del piloto mexicano Ricardo Triviño, con los que coincidimos en otra especial y charlamos largamente de nuestros respectivos países, los rallyes, el campo y de muchas cosas más.

Recuerdos de cómo, acostumbrados a las aficiones europeas, nos encontramos con un paisaje de aficionados totalmente distinto a lo que estábamos acostumbrados. Los aficionados de Costa Rica, los “ticos”, que acudieron en masa, los jamaicanos, de los que no sabíamos que tuvieran ni noticias del deporte que tanto nos apasiona, los peruanos y sobre todo los mexicanos, los aficionados pero también los personajes locales que les pillaba de paso, auténticos vaqueros de los que hemos visto siempre en las películas. Nada que ver con los portugueses, franceses, italianos e ingleses a los que ya estabamos acostumbrados.

Aunque la motivación es deportiva, al final lo que te quedan son las sensaciones, las vivencias, los recuerdos y es lo que te lleva a volver a hacer la maleta una y otra vez para seguir acudiendo a pruebas del Mundial o del Nacional o dónde sea, lo importante es sentirse vivo.

Se me olvidaba, el rally lo ganó Marko Martin (Ford Focus WRC), una de las cinco victorias en el Mundial de su carrera deportiva, Carlos Sainz hizo podio, 3º y en Producción victoria de Solá y 5º puesto de Pons.

Foto: (Nacho Rodríguez)

Foto: (Nacho Rodríguez)

Una recomendación, viajad a ver pruebas del Mundial, disfrutad de la gente, los paisajes y la comida, llevaros recuerdos y disfrutad de nuestro deporte, es una maravilla y se os quedará grabado toda la vida.

Puedes acceder a una galería fotográfica completa aquí.

Nacho Rodríguez.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
 

0 Comments

You can be the first one to leave a comment.

Leave a Comment