La busqueda de nuevos mercados, de nuevas fronteras, no es nuevo en los grandes Campeonatos del Mundo, y el de Rallyes no es ajeno a ello. Todos sabemos que esto no es un acto altruista, no se busca que personas de otras partes del mundo con menos tradición empiecen a amar los rallyes, básicamente se busca sus carteras, de una manera u otra.

Meeke (DS3 WRC) WRC15_POL-by Citroën Racing

Meeke (DS3 WRC) WRC15_POL-by Citroën Racing

Si se consiguen seguidores, bien, pero los que quieren sacar rendimiento económico son las marcas vía marketing y vía venta de coches/imagen de marca. A ello se une que en estos mercados emergentes hay voracidad por darse a conocer en el exterior, por abrirse al mundo y, cómo no, por hacerse con parte del negocio para que alguos se llenen los bolsillos. Los dirigentes de la F1 lo saben muy bien, y a este paso la máxima categoría terminará desapareciendo de Europa, su cuna, en favor de los millones de otros países. Los rallyes aún están lejos de ello, pero los pasos están siendo los mismos.

Hace unos días ha saltado la noticia de que varias pruebas auropeas podrían desaparecer del calendario en favor de la introducción del Rally de China. No será la primera vez que China tenga prueba puntuable en el WRC, famosas fueron durante un par de temporadas la entrega de premios de la cita china al pie de la Gran Muralla, ni tampoco que pruebas tradicionales como Portugal, Gales o Francia desaparezcan del calendario.

En esta ocasión, si se llega a confirmar la noticia, podría haber otros intereses encontrados. Citroën sólo ha asegurado su participación en el WRC hasta final de la temporada 2016, curiosamente después de haber influido en las decisiones de cambio de reglamentación técnica a partir de ese momento. Para la temporada 2017 decidirá si se queda en el WRC u optará por continuar su proyecto en el WTCC. A favor del WRC está que tiene mucha más repercusión a nivel mundial, que están involucrados algunos de los mejores constructores del mundo (VW, Hyundai, Ford, Toyota), en contra, lo caro del proyecto. En favor del WTCC están, el dominio deportivo que ejercen, lo “barato” del programa en comparación con los rallyes, en contra, la escasa difusión y la poca atención de grandes constructores (Honda y Lada).

Loeb (Citroën Elysee WTCC)_by Citroën Racing

Loeb (Citroën Elysee WTCC)_by Citroën Racing

La jugada puede que se esté preparando, el WRC quiere mantener a Citroën dentro del Campeonato en detrimento de los circuitos y la clave puede ser una prueba en China. Con este movimiento es más que probable que los directores de marketing de PSA (los que deciden los programas deportivos, no nos engañemos) sigan viendo con buenos ojos la gran inversión que supone el WRC, pero que dará la repercusión donde a ellos más les gusta, ya sabemos, el santo grial de los mercados emergentes. El Mundial de rallyes se haría más global y en Citroën apostarían por la gran imagen que genera el WRC. Si a todo esto unimos lo caro que resulta organizar una prueba en Europa con capital privado, la jugada les podría salir….redonda.

Se sacrifica un alfil, de una prueba en Europa, por un peón, el Rally de China, para salvar a una reina, Citroën. Ya sabes, si quieres ser directivo del WRC lo primero que tienes que aprender es a jugar al ajedrez o ser un buen jugador de póker. Entre medias está el deporte, ah sí, eso que tanto nos gusta. De todos estos cambios siempre me quedan preguntas, ¿cómo se trata tan bien a unos y tan mal a otros con iguales méritos? ¿Cómo no se llevó el WRC a Abu Dhabi en su tiempo, cuando incluso llegó a salvar de la ruina al propio Mundial y se lleva a China cuándo aún  no he visto ni una sola letra en ese idioma en ninguno de los coches oficiales? ¿Entrará dinero chino en el WRC o será sólo una excursión por capricho de algún constructor (perdón, por petición de algún trajeado de marketing de algún constructor)?

Me daría pena el cambio de cromos para que haya una prueba en China,  pero al final parece que el tiempo lo cura todo y puede que dentro de 10 años estemos hablando de una súper prueba en China y que el Rally de Portugal, Alemania o Francia sean la pieza fundamental del Campeonato de Europa de Rallyes…todo es posible, pero todos estos cambios, con tan poca base deportiva, me dejan mal sabor de boca, ¿y a ti?

Nacho Rodríguez

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
 

1 Comment

  1. Nando dice:

    Estoy de acuerdo pero también creó que un campeonato del mundo tiene que ser global y que para gozar de buen salud tienes que contar con el maximo de marcas. Para ello hay que buscar el equilibrio en el calendario y definir una estrategia clara qur las matcas compartan, aunque no funciono, no veo con malos ojos un calendario con pruebas fijas y otras que roten. También creó que cada rallye tiene que aportar algo diferente que le haga especial, no vale con marcar tramos y cronometrarlos.
    Saludos!

Leave a Comment