Lo que antes de echar a andar la temporada parecía que sería una victoria bastante probable para Skoda en el WRC2, los de M-Sport, responsables del Ford Fiesta R5, han puesto toda la carne en el asador para que esto no sea así. ¿Resultado? una emocionante temporada en la segunda categoría del WRC. Por ahora es un Ford Fiesta R5 con Elfyn Evans el dominador absoluto, pero dada la particularidad de puntuación de esta categoría, puede que el futuro campeón aún no haya debutado en esta temporada…o aún no haya explotado.

E. Evans, Ford Fiesta R5, Rally Montecarlo, WRC16 (foto Nacho Rodríguez)

E. Evans, Ford Fiesta R5, Rally Montecarlo, WRC16 (foto Nacho Rodríguez)

No es “sólo” un Campeonato del Mundo lo que se dirime en el WRC2, es eso y más. Se dirime cada temporada la primacía dentro de la categoría de los R5, con un éxito sin precedentes a lo largo y ancho del mundo. Las victorias en el WRC2 se traducen en ventas de coches. No se sigue en este caso el antiguo lema inglés sobre las carreras de coches, “win on sanday, sell on monday” (gana el domingo y vende el lunes) en el que se basaba el apoyo de la industria del automóvil al mundo del deporte. Aunque esa relación sigue existiendo, en el caso de los R5 es aún más direfcta entre los clientes, pilotos y equipos, y el preparador, ya sea la propia división deportiva de la marca o el preparador que fabrica el coche. El éxito en el WRC2 se traduce inmediatamente en la venta de unidades destinadas a programas privados y semioficiales en campeonatos regionales o nacionales. Es un nuevo maná que los departamentos de competición están explotando, tarta de la que pronto empezará a comer Hyundai con su Hyundai i20 R5.

Dos son las  causas del liderato firme del Ford Fiesta R5 dentro del WRC2. La primera es el coche, primera evolución de un modelo que se estaba quedando retrasado con respecto a la competencia. Se habla de que sólo la evolución de motor le ha dotado de 35 cv más, todo un empujón para los del óvalo. Para dentro de un par de meses está previsto que lleguen las evoluciones de chasis, por lo que el coche en sí puede volver a asustar. La segunda causa es Elfyn Evans. El piloto galés ha sido descendido de categoría por su jefe al no encontrarle asiento en la máxima categoría, y esto le ha venido de perlas a M-Sport. Siempre es complicado que un piloto de arriba en el Mundial baje a pelear en la arena del WRC2, donde que todo salga bien es más complicado, más difícily muy competitivo, aunque el Campeón del WRC2 las dos últimas temporadas, Nasser Al-Attiyah fuese otra muestra de piloto que “baja” de la máxima categoría para ganar.

En el primer enfrentamiento entre Elfyn Evans y los Skoda oficiales salió ganador el de Gales. Aunque el partido tuvo lugar en campo escandinavo, los representantes de Skoda eran Esspeka Lappi y Pontus Tideman, la victoria se fue para M-Sport, el equipo visitante, en otra gran demostración de Evans. Ninguno de los tres ha viajado a México, por lo que no habrá enfrentamiento directo entre los favoritos. En ningún caso Evans va a perder la cabeza de la clasificación, por ahora lleva pleno de puntos y el mas cercano, Armin Kremer, ganado se quedaría a 5 puntos, pero en una posición realmente amenazante.

A. Kremer, Skoda Fabia R5, Rally Montecarlo, WRC16 (foto: Nacho Rodríguez)

A. Kremer, Skoda Fabia R5, Rally Montecarlo, WRC16 (foto: Nacho Rodríguez)

Tiene mucho de táctica el WRC2, puesto que al poder nominar solamente 7 pruebas, de las que se retienen los mejores 6 resultados, puede que primero y segundo de la clasificación sólo se vayan a enfrentar en un par de ocasiones, por los que los enfrentamientos directos cuentan el doble. Aún hay tiempo para que apararezcan otros outsiders. El primero de ellos Kremer, que se juega gran parte de sus posibilidades en esta prueba, su segunda seleccionada. Pero también empezará su cuenta Temu Suninen (Skoda Fabia R5), que hasta ahora aún participando, no había nominado ninguna prueba para su casillero y llega en forma y siempre en puestos delanteros. La presencia de pilotos de Oriente Medio en esta temporada va a estar más limitada, por ahora el único representante con posibilidades reales de hacer un buen papel es Abdulaziz Al-Kuwari (Skoda Fabia R5).

Por desgracia para nuestros intereses sólo tenemos un representante en esta categoría, pero a poco que logre entrar en ritmo no dudamos que estará en puestos de honor si no da más de una sorpresa en las pruebas de asfalto. Jose Antonio Suárez puede ser uno de los animadorres del WRC2 esta temporada, quizá no para luchar por el campeonato, pero sí para sobresalir. En contra tiene que ahora mismo es el único representante de Peugeot entre los aspirantes y que por ahora los del león están esperando las evoluciones como agua de Mayo. ¿Como positivo? que es un piloto muy rápido, que en asfalto tiene mucho más callo, aunque con coches menores, que los que luchan por los triunfos y que el ritmo mostrado en los últimos tramos del Montecarlo de este año nos da esperanzas. Un sexto puesto en su única participación no ha sido lo mejor, pero los indicios hacen que podamos esperar grands cosas de él, por lo menos así lo deseamos.

J. A. Suárez, Peugeot 208 R5, Rally Montecarlo, WRC16 (foto: Nacho Rodríguez)

J. A. Suárez, Peugeot 208 R5, Rally Montecarlo, WRC16 (foto: Nacho Rodríguez)

En cualquier caso ahora mismo el enfrentamiento esta de la siguiente manera, Evans 2; Resto 0 y en cuanto a coches, Ford 2; Resto 0. ¿Cambiará la tendencia en México? ¿Despuntará algún otro candidato al título en las largas pistas norteamericanas? Lo que sí que está claro es que el WRC2 tendrá toda nuestra atención, por la espectacularidad y por lo apretado de la competición, por lo menos tiene bastante más variedad que sus hermanos mayores.

ClasificacionWRC2

Nacho Rodríguez

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
 

0 Comments

You can be the first one to leave a comment.

Leave a Comment