Una de las pruebas top en Europa, que se ha disputado hace algunas fechas, tiene un rey absoluto, es el Ypres Rally de Bélgica y su rey indiscutible es Freddy Loix. La victoria que ha conseguido en esta última edición es la décima en la prueba, más de una década en los puestos de cabeza de la mimsa cita, año tras año, pasando por encima de modas, reglamentos técnicos y generaciones de pilotos, y él sigue ahí, siendo igualmente competitivo y rápido, casi mejor que en sus mejores años. “Fast Freddy” es el verdadero Rey Belga de los rallyes, normal que los niños belgas puedan decir eso de “papá, de mayor quiero ser como Freddy Loix”.

Loix (Skoda Fabia R5) ERC15_BEL_by FIAERC

Loix (Skoda Fabia R5) ERC15_BEL_by FIAERC

Esta última victoria no se produjo de una manera arrolladora como nos venía acostumbrando en las últimas ediciones, puede incluso que se produjera con un alto porcentaje de suerte, pero hay que recordar que en el conjunto de la prueba, Freddy fue el mejor, muy rápido, constante y, sobre todo, sin errores, ¿puede algún otro decir lo mismo?, no. Además hay que añadirle los retos a los que se enfrentaba en esta edición, la primera el estreno de coche, un vehículo, el nuevo Skoda Fabia R5, que ha nacido campeón, pero que no ha hecho por sí solo el trabajo, y por otro lado una feroz competencia entre los que estaban los mejores de casa y los de fuera, con grandes coches, igualdad total en ese sentido, y muchos de ellos con vasta experiencia en la cita de Ypres. De todos es sabido, además, que Ypres es una prueba realmente dura, con altas velocidades y un recorrido traicionero como pocos, que llevan del éxito al fracaso a los participantes en apenas minutos, lo cual resalta aún más lo conseguido por Loix.

Que un veterano de 45 años aún tenga rollo como para imponerse a lo más granado de los jóvenes del mundo rally, de los que Abbring, Lefebvre o Breen son claros estandartes, da aún más valor a la décima victoria de Loix en Ypres. Nadie ha podido frenar a “Fast Freddy”, por lo que aún habiendo pasado ya unas semanas de esa victoria, la hace más grande a cada día que pasa.

Loix_ERC15_BEL_by FIAERC

Loix_ERC15_BEL_by FIAERC

Tras una carrera en el WRC en el que los resultaron nunca le acompañaron, entre otras cosas por coincidir en el tiempo con una de las mejores generaciones de pilotos que se han podido juntar nunca, parece que en esta última parte de su carrera está encontrando el perfecto equilibrio entre su talento y la consistencia, llevándole a encadenar títulos nacionales belgas y demostraciones en sus escasas salidas al Campeonato de Europa de Rallyes (ERC) normalmente en la prueba de casa, el Ypres Rally. Actualmente conjuga su programa en el Campeonato Belga de Rallyes (BRC) con sus labores de pobrador que realiza para Skoda y Michelin. Ambas marcas se pueden sentir muy satisfechas con las prestaciones del Rey Belga, puesto que en esta victoria no sólo habrá convencido a bastantes pilotos de que el Skoda Fabia R5 será el coche a batir en los próximos meses, sino que el producto de la marca francesa de neumáticos es el más competitivo en las restrictivas reglamentaciones del ERC, pocos embajadores habrá mejores que Loix.

La pena es que es demasiado probable que no podamos ver a Loix fuera de su territorio en lo que resta de temporada, puesto que sería una gran alegría ver como un piloto de los de verdad, de los de otra época, les enseñaba un  par de cositas a los jóvenes que quieren triunfar en este deporte. Nos ponemos a hacer memoria de nombres belgas de los rallyes de ayer y de hoy, Neuville, Snijers, Duez, Duval, Droogmans, Thiry, de Mevius…y pocos de ellos dejarán tras de sí una leyenda como la que se está forjando Loix en Ypres. Y es que pilotos así son dignos de recordar.

Nacho Rodríguez.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
 

0 Comments

You can be the first one to leave a comment.

Leave a Comment