Antes de que acabe la edición de 2015, y por lo tanto antes de que el nombre del ganador sea definitivo, me gustaría hacer una reflexión sobre el Dakar, el WRC y los rallyes en general, sobre todo tras oír un comentario de uno de los contertulios que todas las noches nos acercan lo que sucede en la carrera sudamerica en Teledeporte, me estoy refiriendo al señor Tibau.

Foto: Yazeed Racing Team

Foto: Yazeed Racing Team

A este deportista/aventurero al que admiro en sus dos facetas, se le escapó en la edición de ayer un comentario que el mismo se dió cuenta de que no era apropiado e intentó corregir pasados unos minutos. Relacionaba la rotura del motor del coche de Yazzed Al-Rajhi aduciendo que como conduce con un “estilo WRC”, que esas son las consecuencias. Más importante que la declaración en sí, es la forma en que lo mencionó, de manera un poco despectiva. También hay que decir que luego, supongo que dándose cuenta de que se le había visto el plumero, suavizó lo dicho e intentó quitarle hierro.

Pues bien, hay que decirle al señor Tibau, desde mi humilde opinión, que eso que él llama “estilo WRC” es lo que está llevándo al Dakar a lo que es, pero no sólo en la forma de pilotar de los punteros, sino en el tema asistencias y en todo lo demás. Pero quedándome sólo con el tema pilotos, tan malo no será el “estilo WRC” cuando un novato en el Dakar le ha estado dando zapatilla a la mayoría en su primera participación. Tan malo no será cuando el líder indiscutible de la prueba también es un férreo alumno del “estilo WRC”. También me gustaría saber cuál es la formación de un piloto del que han cantado maravillas durante los días antes de su abandono y que tiene nada menos que dos Campeonatos del Mundo de Rallyes en su haber. Pero si nos queremos remontar en la historia de la prueba, en aquellos años africanos, no hay más que fijarse en alguno de los nombres más afamados de la prueba para saber su procedencia, ¿le suena un tal Vatanen? Sin duda alguna el finlandes ya usaba esa forma de conducción hace más de dos décadas en sus victoriosos Peugeot.

Foto: Al-Rajhi MERC 14 (Yazzed Racing Press)

Foto: Al-Rajhi MERC 14 (Yazzed Racing Press)

Concretamente en lo que a Al-Rajhi se refiere, el de Arabia Saudí lleva varios años compitiendo regularmente en el WRC en la segunda categoría del mismo, el WRC2, la misma en la que Nasser Al-Attiyah fue Campeón en 2014. En la recién terminada temporada, Al-Rajhi fue 11º en la clasificación del WRC2, en la que consiguió un trecer puesto como mejor resultado en el Rally de Polonia, pero que en años anteriores ha sido uno de los grandes protagonistas, llegando a ganar en su categoría el Rally de Suecia, una hazaña al alcance de muy pocos y más si tu tierra natal es un desierto. Pero no sólo eso, sino que también ha compaginado sus actuaciones en el WRC con otras en el ERC, donde se llevó el triunfo absoluto en el último Rally de Chipre, o en el Campeonato de Oriente Medio (MERC), donde el vencedor final fue…sorpresa!!!, Nasser Al-Attiyah.

También hay que recordarle al señor Tibau que el tal Al-Rajhi, el hombre “estilo WRC”, tuvo un grave accidente hace un par de temporadas llevando uno de los Hummer de Gordon mientras se disputaba una prueba de raid en su país. Este accidente se produjo en una prueba de raid, por lo que no podemos decir que es un recién llegado a la especialidad. Ese accidente estuvo a punto de dejarle mal parado al aplastarle un par de vertebras.

En definitiva, que es un hombre del motor, como otros muchos que se enrolan en el Dakar para hacerle más grande. Por ejemplo Romain Dumas, piloto de resistencia y de rallyes, Tim Coronel, piloto del Mundial de Turismos (por cierto, que no le he escuchado al señor Tibau decir que Coronel ha volcado su buggy por un “estilo WTCC”). Recordar también que los principales actores españoles en la categoría de coches son habituales de los rallyes, Nani Roma y Albert LLovera. Todos ellos son héroes, para mi y para cualquiera que sepa un poco del mundo del deporte del motor y seguro que así piensa el señor Tibau. Estoy seguro que que la primera expresión le sonó mal incluso a él mismo, pero también hay que recordarle que los tiempos de los aventureros en esta carrera, no es que hayan acabado, sino que llevan un rally paralelo, si eso es lo que le gusta, me parece perfecto, pero entonces que no se meta en otras “arenas”

Con todo mi cariño y admiración.

Nacho Rodríguez

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
 

2 Comments

  1. rjosmurciano84 dice:

    Buenos díás Nacho, para que sea completo y correcto todo lo que dices, Tim Coronel es hermano de Tom Coronel que es el piloto de WTCC que lleva años compitiendo alli, Tim ha corrido un par de carreras. Ambos han participado esta edición Tim (etapa 2) y tom (etapa 12) y tom es el que ha volcado.
    De todas formas me gustaria saber como se pilotan los coches “estilo dakar”.

Leave a Comment