Que Opel Motorsport haya regresado a la escena de los rallyes a nivel internacional con el Opel Adam R2 ya supuso una gran noticia hace tres años. A nivel nacional el regreso de una de las marcas ligadas al CERA por mucho tiempo como Opel ha sido, para los aficionados españoles, aún más importante.

Ingram_Opel Adam R2_Circuit of Ireland_ERC2016 (foto: FIAERC)

Ingram_Opel Adam R2_Circuit of Ireland_ERC2016 (foto: FIAERC)

Durante el fin de semana del 8 y 9 de Abril se dio una circunstancia que pone el acento en la actual política deportiva de una marca como Opel, victorias en tres clasificaciones similares en tres Campeonaots distintos, y es que los Campeonatos Junior se están convirtiendo en terreno de la marca alemana. Triunfadores en el Campeonato de Europa Junior (Junior ERC) en Irlanda con L. Pienizanek (Pol), C. Ingram (UK) y M. Griebel (Ger) en el podio, también en el Campeonato de España de Rallyes de Asfalto Junior (CERA) con A. Paniceres y finalmente con las dos primeras plazas del podio en el Campeonato Británico de Rallyes Junior (BRC) con R. Duggan (Irl) y M. Adielsson (Swe), todos con nacionalidades diferentes, pero todos con el Opel Adam R2 como arma. Vencer en la categoría junior de los diferentes campeonatos empieza a ser un obsesión en Opel.

Tras ser cuidados y moldeados en el “espíritu Opel”, no puede haber continuidad en sus programas al no tener un coche homologado en una categoría superior. Más allá del R2 no hay nada, por ahora.

El Opel Adam R2, único vehículo homologado de la marca en la actualidad, es la piedra angular de este éxito. Esta carrera de triunfos ya empezó en el Junior ERC donde triunfó el sueco E. Bergkvist  y de A. Paniceres en el CERA con… lo habéis adivinado, un Opel Adam R2. El problema le llega a Opel en el momento en el que sus pilotos punteros necesitan dar un paso más allá. Tras ser cuidados y moldeados en el “espíritu Opel”, no puede haber continuidad en sus programas al no tener un coche homologado en una categoría superior. Más allá del R2 no hay nada, por ahora. De esta manera han lanzado a los brazos de Citroën a una de las mejores promesas del panorama europeo de los últimos años, el sueco Bergkvist, por no poderle ofrecer un vehículo de categoría superior, empezando a competir esta temporada en el WRC2 con un Citroën DS3 R5…muy a su pesar.

Muchos fueron los rumores la temporada pasada acerca del proyecto de Opel de desarrollar un Opel Corsa R5, que fueron desmentidos una y otra vez desde la casa alemana. En esta temporada no hay ni rumores y, lo que parece peor, ni planes, a no ser que estén escondiendo algo. Es una pena que tras un buen trabajo en categorías inferiores no se pueda continuar una progresión deportiva dentro de la estructura Opel.

Sólo el Campeonato Español, el CERA, está en condiciones de ofrecer a Opel una expansión más allá del Adam R2. Los vehículos de la clase N5 sería una buena oportunidad para Opel Motorsport España

(foto: Opel Motorsport Team Spain)

(foto: Opel Motorsport Team Spain)

Sólo el Campeonato Español, el CERA, está en condiciones de ofrecer a Opel una expansión más allá del Adam R2. Los vehículos de la clase N5 sería una buena oportunidad para Opel Motorsport España de crecer dentro de nuestras fronteras, y no solo para hacer un equipo oficial que luche por clasificaciones más altas, sino también como desarrollo de un producto carreras cliente apto para cualqiuer equipo, tanto para el CERA como para el CERT. El equipo Suzuki Repsol Motorsport ya ha tomado esta vía exactamente por las mismas causas, “aceptando” la oportunidad y contruyendo un Suzuki Swift Sport N5 que debutará a lo largo de esta temporada (por ahora sin prisa, más bien esperando a que el producto final responda a las expectativas). Los N5 son vehículos con motor 1.6 turbo y tracción total que compartirán entre ellos una serie de elementos mecánicos que serán adaptados a cada modelo en cuestión, características que de otra forma, si no es homologando un R5, no podrían tener.

Haría bien Opel Motorsport España, que cuenta con todo el apoyo y seguimiento de la casa madre, en estudiar el proyecto N5, bien como paso sólo a nivel nacional, bien como adelanto de la normativa de la FIA que está por llegar de los R4 kit, una solución muy similar en el concepto a la aporvada para el CERA. Hacer crecer a su Campeón de España Junior del CERA 2015, Ángel Paniceres y a su primer piloto, Esteban Vallín, sería meterese de lleno no sólo en la lucha por las plazas de honor sino en la posibilidad de optar al Campeonato de Marcas, un “pastel” muy interesante. La afición y, sobre todo, la imagen de marca, se lo agradecerían.

Nacho Rodríguez

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
 

0 Comments

You can be the first one to leave a comment.

Leave a Comment